Por una nutrición y dietética sin conflicto de intereses.

Blog Single

Los y las dietistas-nutricionistas españoles han participado en la consulta pública de la OMS sobre conflictos de interés en políticas y programas de nutrición. La Academia Española de Nutrición y Dietética y el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España, en representación de todos los dietistas-nutricionistas del país, ha formado parte de la consulta pública de la OMS.

La oficina de la OMS en España instó a varias entidades españolas, entre las que figura la Academia Española de Nutrición y Dietética y el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España, a participar en la consulta pública de la OMS sobre “Protección contra posibles conflictos de intereses en el desarrollo de políticas y programas de nutrición”. Tanto por el interés que suscita este asunto por parte de la Academia después de declararse “entidad libre de conflictos de intereses económicos”, como por formar parte de uno de sus fines el “defender los intereses científicos de la Nutrición Humana, Dietética y Alimentación, en especial atendiendo a las relaciones entre la Academia con las Administraciones y las Instituciones Sanitarias y/o Sociales”, la Academia y el Consejo abordaron con gusto la solicitud.

El periodo de consulta pública de la OMS se abrió el 11 de septiembre y se extendió hasta el 29 de septiembre de 2017, sometiendo a revisión pública tres documentos relacionados sobre el tema: el documento de discusión, el documento de introducción y la herramienta. En este link pueden encontrar todos los retornos enviados a la OMS a nivel mundial, incluyendo el de la Academia y del Consejo.

La Academia y el Consejo, además de agradecer la invitación y de alabar la iniciativa y el trabajo realizado por la OMS, esgrimieron que existían algunos aspectos de las definiciones relacionadas con los Conflictos de Interés (COIs) que podían ser mejorados.

Uno de los aspectos sobre los que la Academia y Consejo hicieron mayor hincapié fue su preocupación por el uso de las palabras “potencial” o “percibido” asociada a las definiciones de conflicto de intereses. Según la opinión de Matthew S. McCoy y Ezekiel J. Emanuel incluir en la definición  de conflicto de intereses las expresiones “potencial” o “percibido”, disminuye la seriedad del asunto tratado y oscurece las razones éticas para intentar limitar los COIs en la práctica médica y en la investigación.

La modificación de las definiciones por parte de la Academia y del Consejo no sólo se limitó a modificar los aspectos anteriormente señalados, sino que además permitió incluir los conceptos de “aumento del riesgo de sesgo” y de “resultado en posible daño en la comunidad (salud pública) o en la integridad de las investigaciones”, dos aspectos fundamentales para darle al tema la seriedad que le corresponde.

Cabe resaltar la constatación por parte de la Academia y del Consejo de que el Centro Cochrane del Reino Unido haya realizado comentarios en la misma línea.

Finalmente, y en relación a “la herramienta”, que es el mecanismo a través del que se pretende poner en marcha una evaluación exhaustiva de COIs durante el desarrollo de políticas y programas nutricionales, la Academia y el Consejo pusieron mucho énfasis en que, si la autoridad nacional es el órgano encargado de evaluar y gestionar los COIs, es necesario realizar un mayor y mejor control de los COIs de los miembros que conforman la autoridad nacional.

La OMS, en su documento de introducción (apéndice 4) indica que la industria alimentaria ha usado en varias ocasiones “la puerta trasera” (ex-miembros de la industria ocupando puestos en las organizaciones gubernamentales) como sistema para influenciar en la toma de decisiones políticas.

Poniendo como ejemplo el caso de la AECOSAN (hasta 2015 fue dirigida por un/a ex-director/a de asuntos científicos de una conocida marca de la industria alimentaria), la Academia y el Consejo quisieron reforzar la necesidad de ejercer un mayor control sobre  los COIs de los miembros de la autoridad nacional antes de que sean incluidos en el engranaje de toma de decisiones en “la herramienta”.

Aprovechando el trabajo realizado, la Academia y el Consejo presentaron a la oficina española de la OMS su “PROTOCOLO POR LA TOTAL TRANSPARENCIA, LA INTEGRIDAD Y LA EQUIDAD EN LAS POLÍTICAS DE SALUD, LA INVESTIGACIÓN Y EL POSICIONAMIENTO CIENTÍFICO DE LA ACADEMIA ESPAÑOLA DE NUTRICIÓN Y DIETÉTICA”, y ambas entidades ya han recibido noticias de que el documento ha sido enviado a algunas sociedades para sumar experiencias en esta temática.

Esta es la forma en que la Academia y el Consejo representan a los y las dietistas-nutricionistas de España y la mejor forma de dar a conocer nuestra profesión:  una nutrición y dietética sin conflicto de intereses.

Comparte esto en tus redes sociales: