La Academia Española de Nutrición y Dietética acuerda no renovar los convenios de colaboración con la industria alimentaria y farmacéutica.

Blog Single

Desde el 1 de enero de 2017, la Academia ha dejado de percibir de forma voluntaria el apoyo económico a través de patrocinios o acuerdos de colaboración con la industria alimentaria y farmacéutica y procede a hacer público el documento de postura y declaración de “entidad libre de conflictos de intereses económicos” que regirá el funcionamiento de la Academia en los próximos años.

Todos los convenios no han sido renovados a excepción de un convenio firmado con una asociación de productores de pistachos en el 2016 y como Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (predecesora de la Academia). La vigencia de este convenio finaliza en el 2017.

Con esta decisión, se ha puesto en marcha un “Protocolo por la total transparencia, la integridad y la equidad en las políticas de salud, la investigación y el posicionamiento científico de la Academia Española de Nutrición y Dietética” que consiste en 15 normas que autorregulan las relaciones de la Academia con terceros y que tienen como objetivo garantizar a la población española y a los dietistas-nutricionistas la independencia y transparencia en los posicionamientos científicos y en los programas de formación de la Academia.

Este gran paso se ha dado gracias a la colaboración con el Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España (CGD-NE), entidad que representa la profesión del dietista-nutricionista en nuestro país y que desde su propia constitución quedó libre de cualquier conflicto de intereses económicos al no tener relación con la industria alimentaria y farmacéutica. Sin embargo, la antigua Fundación Española de Dietistas-Nutricionistas (predecesora de la Academia), siguió manteniendo relaciones con la industria alimentaria basadas en un protocolo de colaboración con votaciones a ciegas recogido en la “Guía de la FEDN para las colaboraciones entidades”.

Las motivaciones que han llevado a la Academia a esta conversión han sido, entre otras:

  1. La Academia se ha entendido desde su nacimiento como una institución que debe aspirar a los más altos estándares de calidad, transparencia, independencia y equipad. Aprovechando el cambio de FEDN a Academia, se acordó liberar a la institución de los posibles conflictos de intereses económicos.
  2. El pasado 3 de diciembre de 2016, la Asamblea General del CGD-NE declaró como VOZ CIENTÍFICA y ÚNICA de la profesión de dietista-nutricionista y del propio Consejo General a la Academia Española de Nutrición y Dietética, tarea que se entiende debe ser llevada a cabo en la sociedad española con la mayor independencia y tomando decisiones basadas en pruebas imparciales (evidencia en nutrición).
  3. En los últimos años, la industria alimentaria y farmacéutica ha participado de forma activa y creciente en la financiación de las Sociedades Científicas (SSCC), Fundaciones y Asociaciones /Colegios Profesionales (AAPP/CCPP). Si bien la mayor parte de estas entidades han mantenido unas relaciones con la industria en un marco colaborativo, constructivo y de buena fe, en la actualidad, esta situación está cambiando, y cada vez es mayor el número de casos de malas prácticas en las relaciones de las organizaciones científicas y profesionales con la industria.

Con esta declaración de “entidad libre de conflictos de intereses económicos” la Academia viene a dar cumplimiento a un proceso iniciado en el 2008, por el que se declaró la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética una revista sin conflicto de intereses y al compromiso adoptado con todos los dietistas-nutricionistas del país en promover una entidad “libre del conflicto de intereses económicos” y que fue anunciado en el año 2014, en el marco del VI Congreso de la FEDN en la ciudad de Valencia.

Manifiesto de la Academia

En el contexto actual de las relaciones y patrocinios de SS, Fundaciones y AAPP/CCPP y, en particular, la cesión de avales en anuncios publicitarios dirigidos principalmente a la población infantil, hace necesario un replanteamiento acerca de las relaciones con la industria alimentaria y farmacéutica, con el fin de velar por la salud de la población.

Por este motivo, y tras renunciar de forma voluntaria y consciente al modelo de financiación con fondos provenientes de la industria alimentaria y farmacéutica, la Academia Española de Nutrición y Dietética inicia el documento de postura con un MANIFIESTO donde se realiza un llamamiento a todas las SSCC, Fundaciones y AAPP/CCPP del ámbito sanitario a que:

  1. Inicien un camino hacia la reconversión a organizaciones libres de conflictos de intereses económicos o, en su defecto, hagan público los conflictos de intereses de sus organizaciones y miembros de sus órganos de gobierno.
  2. Implementen protocolos para la total transparencia, la integridad y la equidad en las políticas de salud y relaciones con terceros.
  3. Eviten participar en las campañas de marketing y comunicación dirigidas a la población a cambio de contraprestaciones económicas, prestándose a que la imagen de su institución o la de sus representantes aparezca ante la opinión pública junto a la industria alimentaria y farmacéutica, incluidas aquellas empresas del sector agroalimentario y aquellas que distribuyen alimentos y bebidas en grandes superficies comerciales.
  4. Retiren los avales científicos que hayan otorgado a marcas de alimentos y bebidas a cambio de contraprestaciones económicas, siendo de vital importancia para el bien de la ciudadanía y protección de la salud de la comunidad, la retirada de aquellos avales que aparecen publicitados en radio, televisión, prensa, cine e internet.

La Academia solicita a la industria alimentaria y farmacéutica desista de recabar el apoyo de las SS, Fundaciones y AAPP/CCPP en sus campañas de comunicación dirigidas a la población, es especial la población infantil, e inicie una relación con dichas entidades basadas en la transparencia, la integridad y la equidad.

Las relaciones con la industria alimentaria y/o farmacéutica pueden existir, es algo lícito y no tiene por qué ser negativo o perjudicial, sin embargo, se deben preservar los principios de independencia, trasparencia y proporcionalidad en todas las organizaciones sanitarias y entidades científicas.

El documento de postura será sometido a “gobierno abierto”.

El documento no está cerrado y podría sufrir cambios y verse mejorado. Siguiendo ejemplos de modelos de “gobierno abierto” que promueven instituciones más participativas y transparentes, se abrirá un periodo de consulta pública. En dicha fase podrán participar todos los dietistas-nutricionistas y otros profesionales de la salud, ciudadanos del estado Español, así como entidades jurídicas públicas y privadas del ámbito de la Nutrición Humana y Dietética y de la Salud como sociedades científicas, universidades, organizaciones de consumidores, empresas del sector de la industria alimentaria y farmacéutica, etc.

Asimismo, se requerirá por escrito y se ofrecerá la participación al cuerpo de Académicos, al Comité Científico y los Grupos de Especialización de la Academia, a los Colegios y Asociaciones Profesionales de Dietistas-Nutricionistas de las distintas comunidades autónomas, a la entidad Alimentacción (ONG de los dietistas-nutricionistas) y al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en particular, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

El periodo de consulta pública dará inicio el 3 de abril de 2017 y finalizará el 2 de mayo de 2017.

Un protocolo basado en 15 normas

La totalidad del documento de postura puede descargarse haciendo clic AQUÍ.

Entre algunas de las normas aprobadas dentro del protocolo para la total transparencia, integridad y equidad, merece la pena resaltar:

  1. Se creará un distintivo “Entidad libre de conflicto de intereses económicos”.
  2. La Academia, si colabora con alguna empresa, deberá declarar públicamente su conflicto de intereses económicos.
  3. Los miembros del equipo de dirección (patronato de la Academia) y miembros del Comité Científico y miembros colaboradores (Grupos de Especialización y otros) deberán declarar las relaciones que puedan tener con la industria alimentaria y farmacéutica y deberán ser apartadas de todas las votaciones en que puedan existir conflictos.
  4. La Academia Española de Nutrición y Dietética entiende que, desde sus inicios, debe estar sustentada principalmente por las aportaciones económicas de los miembros de la Academia, las ayudas y subvenciones públicas, los proyectos de investigación, los programas de formación y con acuerdos de colaboración por trabajos desarrollados a terceros. La Academia no podrá financiarse a través de empresas y organizaciones que estén vinculadas directa o indirectamente con:
    • La industria alimentaria: empresas y compañías que produzcan alimentos y bebidas, empresas del sector de la distribución alimentos y bebidas en grandes superficies comerciales.
    • La industria farmacéutica.
  5. Los miembros del equipo de dirección (patronato de la Academia), Comité Científico, Grupos de Especialización y otros miembros colaboradores, no podrán aceptar regalos. En la medida de lo posible, se evitarán las “comidas de trabajo” usando el formato de videoconferencia de forma preferencial.
  6. Ningún curso de formación continuada de la Academia estará financiado por la industria, debiéndose incluir el sello distintivo de independencia en todos los cursos. Se creará una marca o distintivo que refleje la formación libre del conflicto de intereses económicos bajo la denominación “Sólo Nutrición y Dietética: formación e investigación”.
  7. La revista seguirá siendo financiada en su totalidad por la Academia Española de Nutrición y Dietética.
  8. La Academia Española de Nutrición y Dietética promoverá la práctica de la nutrición basada en la evidencia.
  9. La Academia Española de Nutrición y Dietética promoverá la participación, la escucha y la trasparencia a través de un modelo de gobierno abierto.
  10. La Academia recomienda a todos los dietistas-nutricionistas y miembros de la Academia Española de Nutrición y Dietética, cumplan esta política de transparencia, integridad, equidad en todas sus actividades profesionales (no sólo las que realicen con la Academia). Quedan fuera de esta recomendación aquellos dietistas-nutricionistas y profesionales de la salud que trabajen en la industria alimentaria y/o farmacéutica, debiendo declarar tan sólo su filiación profesional en todas sus actividades.

Acuerdos tomados de forma provisional para la organización de congresos.

Las 15 normas que afectarán a las relaciones de la Academia con terceros, también afectarán al Congreso de Alimentación, Nutrición y Dietética promovido por la Academia.

La Academia desea manifestar que apuesta por unas relaciones con la industria alimentaria y farmacéutica libre de conflictos de intereses económicos y que desea mantener vivo un diálogo abierto que contribuya a la mejora continua en el desarrollo y la innovación de la industria alimentaria y farmacéutica, con el fin de velar por el interés general de la población.

Por otro lado, tal y como se recoge en el documento, se han estudiado modelos de organización de congresos sin conflictos de intereses. Sin embargo, ningún modelo ofrece garantías suficientes de organización de congresos con éxito y sin riesgos económicos para la Academia.

Ante esta situación, y dado que la Academia Española de Nutrición y Dietética desea abrir un espacio de diálogo abierto y permanente entre los profesionales y la industria alimentaria y/o farmacéutica, se permitirá, de forma provisional, la participación en el Congreso de Alimentación, Nutrición y Dietética a las empresas del sector de la industria alimentaria y farmacéutica, siempre y cuando:

  1. Se cumplan medidas que minimicen el riesgo de sesgo y por las que no sé permitirá, como vienen siendo habitual en los congresos, que la industria alimentaria proponga ponencias en el programa científico del congreso y que la organización cobre por ello. Todas estas medidas, se recogen en el “Documento Director para la organización de congresos de la Academia. Disposiciones para minimizan el riesgo de sesgo”.
  2. Se destinen a terceros los posibles beneficios obtenidos de la organización de congresos (organizaciones benéficas, ONG, becas de retorno a los dietistas-nutricionistas o becas “sólo nutrición y dietética”, fondos económicos de riesgo, etc.) con el fin de dar cumplimiento a las 15 normas recogidas en el documento de postura y que regulan que la Academia no podrá financiarse de la industria alimentaria y farmacéutica.
  3. El congreso contará con una auditoría externa que garantice todo este procedimiento y lo hará público anualmente.

Esta provisionalidad, se llevará a término mientras se exploran nuevas formas para la organización de congresos y a la espera de dar cumplimiento a los acuerdos tomados en el marco la “Declaración de Montevideo”, donde se establecerá un documento director para la organización de congresos que recoja no sólo aspectos organizativos, sino también la forma en la que se permitirá la participación de la industria alimentaria y/o farmacéutica. Todo ello, en aras de garantizar un debate abierto y con independencia científica entre los dietistas-nutricionistas y los profesionales del sector de la industria.

Agradecimientos.

La Academia desea dar las gracias públicamente a los dietistas-nutricionistas del país que han decidido seguir formando parte de la Academia y han decidido apoyar económicamente a la institución a través de sus cuotas. Gracias a todas y todos ellos, la Academia ha podido dar este gran paso.

Por último, la Academia desea agradecer públicamente al CGD-NE y a los Colegios/Asociaciones Autonómicas que forman parte del Consejo, haber participado en el proceso de creación de nuestra institución y haber apoyado el camino hacia la transparencia, la integridad y la equidad que supone la liberación de los conflictos de intereses económicos.

 

Comparte esto en tus redes sociales: